5 cosas que debes saber sobre Facebook

trucos de facebook

¿Te has preguntado alguna vez por qué Facebook es gratis? Porque querido lector, el producto eres tú. Y estás a la venta.

Vamos a empezar por el principio. ¿Qué es Facebook?

  • La respuesta común: “una red social, la más importante”.
  • La respuesta correcta: “un medio publicitario, el más grande del mundo”.

Sobre esta base vamos a describir las 5 cosas que debes saber ya de esta plataforma y de cómo funciona para sacarle el máximo rendimiento profesional.

 

1. No es una red social, es el medio publicitario más grande del mundo.

Es cierto que Facebook empezó poniendo en contacto a la gente y eso es una red social. Es cierto que creció tanto que se convirtió en la red social más importante. Pero también es cierto que todo fue a base de inversiones y “perdidas” millonarias. Así que necesitaban un modelo de negocio para subsistir.

Podían haber hecho la plataforma de pago, pero entonces millones de personas la abandonarían. Y ese era su verdadero poder, la cantidad de usuarios que tienen y que estos no paran de dar información sobre ellos: quiénes son, de dónde son, qué edad tienen, qué les gusta, quiénes son sus amigos, qué hacen, dónde van… De todo.

Es decir, una base de datos de 2.000.000.000 de personas de las que sabes más que sus propias parejas, familiares o amigos. Una mina. ¿A quién podría interesarle esta información y pagar por ella? A casi cualquier empresa, y la clave es su segmentación.

 

2. La segmentación: el público que quieras donde quieras.

Si haces una campaña en TV lo más que puedes segmentar es por canal y franja horaria o programa. Si vendo cerveza el anuncio lo pongo durante el fútbol si vendo detergente durante la telenovela.

Si haces una campaña de marquesinas y vendes BMW alquilas las del Barrio de Salamanca o las de Vallecas si vendes KIA.

Algunos de los impactos serán en la gente que tú deseas y otros serán de gente que no te interesa, pero tú pagas por todos. Sin embargo en Facebook puedes dirigir tu campaña a mujeres entre 25 y 40, con hijos entre 3 y 6 años, que les guste la lectura, el cine de fantasía, las manualidades, el sushi y que vivan en Almendralejo.

Quizá en esta segmentación solo te salgan 15 personas, pero son las 15 personas que has identificado que les va a interesar tu producto (aunque no soy capaz de imaginarme qué carajo vendes con semejante segmentación).

Es decir, si tienes un producto o servicio que ofrecer y sabes a quién tienes que ofrecérselo en Facebook vas a encontrarlos y vas a poder hacer campañas dirigidas exclusivamente a ellos. Que es mejor idea y más barata que andar matando moscas a cañonazos.

 

3. Tus seguidores no son tuyos, son de Facebook.

Ya hemos visto que Facebook no es una red social, es un negocio y muy rentable. Y parte de ese negocio se crea en base a tus seguidores, que no son tuyos, son suyos.

Hasta hace un par de años cada vez que una empresa publicaba una noticia aproximadamente un 15% de sus seguidores la veían en su muro. Gratis para quien publicaba la noticia. Luego se redujo al 10%, luego al 6% y ahora debe de andar por el 4% (estas cifras cambian cada mes). ¿Por qué? Porque estaban perdiendo dinero, o dejando de ganarlo.

Si la gente que ha dicho que le gusta tu página es gente interesada en lo que haces, es un público objetivo contrastado, por qué mostrarle las cosas gratis si pueden hacer que paguemos por ello. Dicho y hecho: tienes 20.000 seguidores, 20.000 personas que les gusta lo que haces, es una buena base de datos, ¿quieres usarla? Paga.

Así que ahora si quieres que tus seguidores sepan lo que tienes que decirles tienes la opción de hacer una campaña y enseñársela solo a ellos, que ya sabes que les interesa.

Luego ampliar la base de seguidores en Facebook es importante, es ampliar tu base de datos, pero para poder utilizarla tienes que pagar. Si no lo haces, no tendrás repercusión.

 

4. Las estadísticas son un acto de fe.

Estoy esperando el día en que encuentre a alguien que me diga que sus estadísticas de Facebook y Analytics cuadran.

En el Marketing Digital hay dos grandes players: Facebook y Google. Ellos se reparten el 80% de la inversión en medios digitales, son ecosistemas gigantes con multitud de servicios y son quienes monitorizan el tráfico y lo que la gente hace. Son juez y parte. Y eso es peligroso. Pero no tiene una solución al menos en el corto plazo.

Después de haber hecho muchas campañas en Facebook sé que las estadísticas son un acto de fe. Si quieres te las crees y si quieres no. Pero es lo único a lo que puedes agarrarte. No pidas explicaciones porque no obtendrás una respuesta (una vez me hicieron leerme 3 manuales de unas 80 páginas cada uno para que “entendiera” la idiosincrasia de sus estadísticas).

Por lo tanto es lo que hay. Puedes negarte a jugar con ellos o jugar sabiendo que no todo lo que te dicen es cierto y que necesitas estudiar los datos exhaustivamente, cruzarlos con Analytics, probar, probar y probar para mejorar día a día tus resultados.

 

5. Hay que ser constante pero ojo con molestar.

Si has llegado hasta este punto es que los pros van ganando a las contras y estás pensando en participar. Sabes qué vendes, a quién se lo vendes, cómo encontrarlo y no te importa que no te den los datos exactos porque, a fin de cuentas, los datos que dan otros medios como la TV o la radio son aún más imprecisos. Así que vas a hacer una campaña.

La publicidad en Facebook es menos intrusiva que en otro medios. Desde que comenzamos a usarlo sabemos que hay noticias que no nos interesan, bien sean las fotos de nuestra prima del pueblo, los chistes de nuestro cuñado el graciosillo o la oferta de la tienda de aquel tipo que iba al cole con nosotros. Luego cambiar una tontería de estas por un anuncio de similares características físicas a priori no nos molesta. Pero si ese anuncio aparece todo el rato…

Facebook, como mucha de la comunicación digital, es a medio plazo. Luego las campañas no pueden durar 3 días, deben mantenerse en el tiempo, captar leads de gente interesada y hacer remarketing a esa gente siguiendo el “Funnel de Ventas”. Pero un público muy pequeño, una alta frecuencia o una mala segmentación puede ser muy perjudicial para tus intereses, porque aunque no hay botón de “No me Gusta” la gente se chiva de que tu anuncio no les interesa y Facebook te castiga por hacer mal tu trabajo.

 

Conclusión de 5 líneas:

Facebook es una gran plataforma para hacer campañas muy segmentadas. Puedes llevar tu mensaje a quien quieras, donde quieras y cuando quieras porque solo se lo muestras a las personas que “sabes” que les va a interesar, pero no es oro todo lo que reluce. Es el medio publicitario más grande del mundo, con más posibilidades y eso hace que dominarlo sea una tarea compleja que bien realizada da muy buenos resultados. Es conocimiento y prueba-error, prueba-error, prueba-error…

 

Escribe tu nombre y tu email y recibe el libro «La Democracia del Marketing Digital» y otras novedades.

One Reply to “5 cosas que debes saber sobre Facebook”

  1. […] se lo vendes. Las herramientas digitales te pondrán en su órbita y ya solo te quedará hacer una buena campaña con Facebook o Google y convencerles, pero de eso ya hablamos otro […]

Deja un comentario