Remarketing, o cómo perseguir a tus posibles clientes en Internet.

cómo hacer remarketing

Un día miras unas zapatillas en Internet y durante los siguientes días todo son anuncios de zapatillas. Buscas un vuelo a New York y todo son ofertas de hoteles y musicales en la ciudad. Buscas un restaurante y siempre te aparecerá destacado en Google Maps. Las empresas nos siguen por Internet, se llama Remarketing, y si lo hacen contigo, tú también puedes hacerlo.

Seguramente ya seas consciente de ello, quizá hasta sepas más o menos cómo es el funcionamiento, pero que en Internet nos “espían” para poder comerciar con nuestros datos, es un hecho.

Un espionaje que se produce en todos los flancos: las palabras que buscas, las webs que visitas, los videos que ves, los likes que das, los sitios a los que vas, las fotos que sacas y hasta según dicen (y se muestra en este video y en muchos otros), lo que hablas.

Toda acción que realizas en un dispositivo móvil queda registrada en los ficheros de las grandes empresas tecnológicas que los clasifican y venden. Pero no es como muchas veces se dice; que los datos llegan a manos de “no sé quién” que podrá hacer “no sé qué” con ellos. Quienes están ávidos de esos datos son los anunciantes para poder ofrecerte el producto que necesitas cuando lo necesitas (o al menos, cuando ellos creen que los necesitas).

Publicidad Segmentada.

Gracias a todo lo que saben de nosotros estas grandes empresas, principalmente Google y Facebook, los anunciantes pueden dirigir sus campañas a los públicos que les interesa, lo que hace que la repercusión del mensaje sea mucho mayor.

Ya os he hablado de cómo segmentar las campañas digitales y la importancia de los públicos objetivo en este ecosistema. Elementos imprescindibles para llevar a la web a la gente que te interesa para ahí descenderles por el Funnel de Ventas.

Pero puedes, y debes, dar un paso más, para guiarles en el proceso de venta, recordarles que existes, que un día se interesaron por ti, y que no te pueden olvidar porque tienes la solución a su problema o necesidad, el Remarketing.

qué es el remarketing

 

Cómo funciona el Remarketing.

Vamos a verlo con un ejemplo que resulta más claro, el ejemplo de las zapatillas del que hablábamos al principio.

Imagínate que te quieres comprar unas zapatillas verdes. Y esas dos palabras las has puesto en el buscador. Los resultados te darán, en orden de aparición, tres enlaces patrocinados (anuncios que pagan los anunciantes si clicas), que probablemente sean de Nike, de Adidas y de algún distribuidor potente, luego te aparecerá un carrusel de productos patrocinados de varias tiendas que venden zapatillas verdes, y por último los resultados orgánicos, las empresas que han conseguido posicionar bien sus páginas para esas palabras.

Y ahí vas tú, a pinchar a lo loco en todos los modelos y marcas que aparecen. Entras en una página, fisgoneas, retrocedes, entras en otra, fisgoneas, retrocedes… Hasta que te saturas, decides pensarlo un poco y vuelves a trabajar.

Al rato vuelves a entrar en Internet y en los banners de publicidad aparecen dos de las zapatillas que has estado viendo hace un rato. No te sorprende porque estás acostumbrado a que suceda. Las ves sin prestarle demasiada atención, igual te fijas un poco más en detalles de los que no te habías percatado, pero sigues tu rutina navegadora.

Entras en Facebook, ves unos pies en una playa, las fotos de los hijos de tus amigos y… las zapatillas verdes. Entonces piensas, ¿casualidad o me están siguiendo?

Te están siguiendo, en marketing digital no hay casualidades. O son muy pocas. Mientras tu navegabas, las páginas te han dejado una marquita digital y con ella podrán mostrarte el anuncio que deseen en cada momento.

 

por qué hacer remarketing

 

Cómo hacer Remarketing.

Esto puede parecer un juego de espías de las grandes marcas. Pero como he dicho antes, las que espían son las tecnológicas y los datos los puede alquilar quien quiera. Coca Cola o la panadería de la esquina. Y es tan sencillo como esto.

Tú solicitas un pixel o código de seguimiento que puedes asociar a toda la web, a partes de ella o a páginas concretas. Puedes tener un código para cada página si lo deseas, y cada vez que alguien entre en esa página en concreto, el pixel saltará y el contacto quedará guardado en una carpeta.

Digamos por ejemplo que el de la tienda de deportes que vende las zapatillas verdes eres tú. Has colocado píxeles de seguimiento en las páginas de zapatillas de hombre, en zapatillas de mujer, en bañadores y en bikinis.

Cada vez que alguien visite alguna de las páginas con pixel el contacto quedará registrado en su carpeta correspondiente. Es decir, tendrás en una carpeta (sin acceso a los datos personales) a todas las personas que visitaron zapatillas de hombre, en otra las de mujer, en otra los visitantes de bañadores y en otra las visitantes de bikinis.

A la hora de lanzar tu campaña dices: “este mes voy a hacer una campaña para los bikinis y otra para las zapatillas de hombre”. Creas las campañas y le dices que se las muestre solo al target que corresponde a cada uno.

Y así, todas las personas que un periodo concreto de tiempo visitaron tu web, verán anuncios con los productos por los que se interesaron, y es mucho más probable que se vuelvan a interesar y acaben comprando que si el anuncio se colocara sin tener muy acotado el público, o teniéndolo acotado pero que en este momento puede que no estén interesados en él.

Se trata de hacer llegar a la gente lo que necesita cuando lo necesita o cuando lo está buscando.

 

qué es el remarketing

 

¿Quien escapa a este seguimiento? Nadie.

En concreto, y hablando de las dos grandes empresas que controlan el marketing digital, Google y Facebook, para que la herramienta pueda registrar el contacto tienes que tener activo algún servicio suyo.

En los móviles con sistema operativo Andorid necesitas un gmail, así que todos tienen al menos un producto de Google activo, y Facebook posee Whatsapp e Instagram. Así que muy poca gente tiene escapatoria. Y quien la tiene, posiblemente no es tu público objetivo.

En ordenadores sucede casi lo mismo. Casi todo el mundo tiene algún servicio de estas dos empresas que al terminar de utilizarlo no ha hecho “log out”. Así que aunque no lo estés usando en ese momento, él sí que te está usando a ti.

Remarketing: un paso importante en el Funnel de Ventas.

Como sabes el proceso de venta es precisamente eso, un proceso, que va desde el descubrimiento hasta la compra pasando por el interés, el deseo, el convencimiento…

Y ese proceso no se realiza solo o por arte de magia. Tienes que estar ahí para guiarle, informarle, recordarle y convencerle. Por lo tanto, si a las personas que ya han pasado por tu web, han visto elementos o productos en concreto, poder volver a aparecer ante sus ojos para llevarle un paso más allá, para mostrarle nuevas ventajas, recordarle beneficios o poder hacerle una oferta, es una de las mejores cosas que puedes hacer en marketing digital.

Así que ya sabes, ahora no solo tienes que tener un ojo en el Marketing, sino también en el Remarketing.

Escribe tu nombre y tu email y recibe el libro “La Democracia del Marketing Digital” y otras novedades.

Deja un comentario