facebook angel y demonio

Facebook juega con las personas y con las empresas, pero convertir una red de intercambio de tonterías en el medio publicitario más grande el mundo tiene estas cosas. Sin embargo, y pese a los ríos de tinta que han corrido con sus decisiones, Facebook Ads, su herramienta de publicidad, es un aliado muy importante para los negocios de cualquier tamaño y cualquier bolsillo.

Ya os he explicado alguna vez cómo el modelo de negocio de Facebook cambió para siempre la red social. Pasó de ser un lugar donde la gente cotilleaba a sus conocidos y adulaba a sus amigos, a ser el medio publicitario más grande y mejor segmentado del mundo.

A nivel de usuario los vaivenes de los chicos de Menlo Park no tiene excesiva trascendencia. Acostumbrarse a las nuevas funcionalidades. Pero a nivel de empresa los vaivenes sacuden cada vez más los pilares de la comunicación. Y no hablamos de grandes o pequeños, a todos les afecta y a todos les beneficia de una forma parecida. Da igual que seas Coca Cola o tengas una tienda de bicis en tu ciudad.

Cómo se convirtió Facebook en quien es.

¿Sabes por qué Facebook es gratis? Porque el producto eres tú, y estás en venta.

Dicen que cuenta con 2.000 millones de usuarios, lo que es casi un tercio de la población mundial. Así que pronto hubo muchas empresas que basaron su estrategia de marketing en Facebook y en su capacidad para viralizar mensajes y llegar a un gran número de personas.

Las empresas consiguieron seguidores y disponían de una amplia audiencia que generaba mucho tráfico a sus páginas web, donde después activaban el embudo de ventas o generaban ingresos por publicidad. Mientras que Facebook daba millones de dólares en pérdidas y vivía de las inyecciones económicas de sus inversores.

zuckerberg facebook ads

 

Pero esas millones de personas que visitan la red están continuamente dándole información personal: dónde están, qué hacen, qué les gusta, qué no les gusta, su edad, sus trayectos (si llevas la App activa en el móvil, igual que Google, saben hasta si has parado en una gasolinera a hacer pis), quiénes son tus amigos, con cuáles te relacionas… Lo sabe todo de todo el mundo. Y la información es poder. En este caso dinero.

Así que un día Facebook les dijo a las empresas que los seguidores de sus páginas no les pertenecían, eran de ellos, y por lo tanto, si querían seguir haciéndoles llegar su mensaje tenían que pasar por caja. Y para muchas empresas el tráfico se derrumbó y con ellos gran parte de sus planes de marketing.

 

La gran desventaja del cambio de algoritmo para las empresas.

Si pasas de tener una audiencia a la que haces llegar tu mensaje de forma directa y gratuita, a tener que pagar por mostrar tu mensaje a esa audiencia, va a haber más de un Excel que se te va a ir al carajo.

Las noticias que publicaban las empresas pasaron en unos pocos años de ser mostrados al 20% de sus seguidores al 4%. Menos visualizaciones, menos reacciones, menos alcance. Decrecimiento exponencial. Y las empresas que “vivían” de su repercusión en Facebook se tiraron de los pelos, pero Facebook es un negocio y por lo tanto, igual que el resto, tiene que ganar dinero. Y gracias a este modelo lo está haciendo a espuertas.

Porque a muchos les ha perjudicado, pero para otros muchos abre un canal de comunicación con su público objetivo que hasta ahora era impensable.

 

La gran ventaja de Facebook Ads.

Tus seguidores ya no te ven tanto, pero si dedicas una parte de tu presupuesto de marketing a Facebook Ads vas a poder llegar a quien tú quieras, cuando tú quieras. Para hacer imagen de marca o para llevártelos a tu web.

Supongamos que vendes un crece pelo. Tienes una pequeña tienda en tu pueblo y has abierto la venta en tu web. ¿Cómo encuentras a tus calvos? Están repartidos por toda la geografía nacional, no hay clubs ni asociaciones a los que dirigirte, ni todos comparten ningún patrón de consumo de medios. Por lo que o haces una campaña de televisión nacional o en las grandes cabeceras o va a ser difícil que alcances un número de personas suficientes para empezar a vender.

Sin embargo con Facebook Ads es mucho más sencillo y barato encontrar a tus calvos gracias a su segmentación. Centras la campaña en ciudades, donde la gente tiende a preocuparse más por este “problema” que en el campo. La diriges a hombres, más propensos a quedarse calvos que las mujeres, con edades entre los 30 y los 45 años, una franja en la que quienes padecen la alopecia empiezan a sufrirla y es cuando buscan remedios para evitarlo. Y añades que además les tienen que gustar temas relacionados con la caída del cabello, la estética, la salud y que hayan comprado alguna vez por Internet.

Y también le dices que elimine a todos aquellos a quienes les gusten las peluquerías porque sabes que tu público no es muy asiduo a ellas.

Saldrán 1000 o 100.000, eso dependerá de cuán ajustada sea la segmentación, pero da igual, todos ellos son claramente tu público objetivo. Y desde 1 euro al día puedes hacer que tu anuncio de crece pelo aparezca en sus páginas.

Esta potente segmentación dicen que fue la clave de la victoria de Trump sobre Clinton en las presidenciales de 2016. Apuntaron sus dianas a lugares con coste por impacto más bajo, consiguieron llegar a más gente, gente que hizo más acciones y multiplicaron el alcance del mensaje. Pero entre que Facebook no da muchos datos sobre sus estadísticas y que los rusos podían tener algunos intereses, la polémica sigue en el aire.

Tipos de campañas en Facebook Ads.

Facebook ha ido cambiando de forma recurrente el tipo de campañas que se pueden realizar. Una especie de prueba error que pagan los anunciantes.

Muchas de las posibilidades son prácticamente iguales y otras utilizan el truco del desconocimiento. Como por ejemplo la de conseguir seguidores. Si pagas por conseguir seguidores y luego tienes que volver a pagar por enseñarles tu mensaje, estás pagando dos veces. Es mejor hacer una campaña que tenga repercusión y los Me Gusta sean orgánicos o al precio de click de la campaña, que te va a salir más barato.

En este momento hay 11 posibilidades englobadas en tres objetivos:

Reconocimiento:

Tiene como objetivo que mucha gente sepa de ti, de tus productos o tus servicios. Conseguir muchos impactos o aumentar seguidores.

Consideración:

Puede plantear diferentes objetivos, llevar tráfico a tu web, descargar una App, conseguir seguidores, mostrar un vídeo…

Conversión:

No necesita mucha explicación, pretende ayudarte a vender más, que en realidad es el objetivo final de casi cualquier acción.

No hay que volverse loco probando cada posibilidad a ver cuál te funciona mejor. Tus objetivos deben estar planificados de antemano y los anuncios de Facebook no son más que el detonador que inicia la relación con tus posibles clientes. Convencerles y venderles, lo haces en tu web.

 

Cómo hacer Campañas en Facebook que den resultados.

Ese es el “click” de la cuestión. Un muro para todos, todas las campañas con el mismo espacio, que se mezclan en estilo y fisionomía con el resto de noticias, una imagen, un titular en su pie, un texto y la decisión de a quién se lo muestras.

No es fácil. Pero tampoco es tan complicado como a veces se piensa. Hay que usar la creatividad, pero esta vez para utilizarla de manera diferente, que es la base de la creatividad, dar diferentes soluciones a los diversos problemas.

¿Cómo se resuelve el enigma? Piensa en ello y el próximo día te lo cuento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *