las 3 habitaciones de disney

Los genios son inmortales, de hecho se dice que Disney vive congelado una mansión con Elvis, y el dibujante americano nos dejó además de mucha Fantasía un amplio legado en Creatividad e Innovación. Así que hoy os quiero contar la historia de sus 3 habitaciones por si os ayuda a ser más creativos en la vida y en el trabajo.

Las personas creativas lo son cada minuto de su vida. Otra cosa es que no se estén expresando todo el día como si fueran unos genios o unos payasos. Pero sus cerebros se han acostumbrado a pensar de una manera diferente y lo aplican como norma.

Pero la creatividad, al contrario de lo que piensan muchos, requiere de disciplina y organización. Una organización que en el caso de las tres habitaciones de Disney requiere incluso de compartimentar la personalidad (bueno, metafóricamente).

Para entender este método lo primero que debes saber es que cuando a un Soñador lo juntas con un Crítico o con un Realista, su voz se irá apagando poco a poco a medida que los argumentos en contra de sus ideas se vayan sucediendo.

Las críticas sobre ideas recién concebidas, los “pero”, los “y si”, las caras de extrañeza y las negaciones, son absolutamente perjudiciales para la innovación porque estamos viciando el proceso creativo puro.

 

doc

 

Walt Disney se dio cuenta de ello rápidamente y no permitía que en su cabeza convivieran esas tres personalidades al mismo tiempo para que la crítica, el realismo o el pragmatismo no mataran la creatividad a la primera de cambio.

Y ojo porque tú también tienes a esos tres personajes dentro de ti. Si te consideras más creativo, más crítico o más realista es porque le estás dando más voz internamente a ese sentimiento. Y cambiarlo está en tu mano. Pero volvamos a Disney.

Para él, el Soñador es el que deja volar su creatividad e imaginación sin límites. No se cuestiona nada porque no es el momento, simplemente disfruta imaginando y buscando un nuevo camino, proponiendo sin ataduras, sin miedo, sin tener que defenderse ante la crítica o las dudas. El soñador propone sin importarle si la idea es realizable o no. Si su idea no es realista le importa bastante poco.

sueños Walt DisneyEl segundo personaje que reconoce Disney es el Realista. El que recoge el guante del Soñador, el que recoge su idea y consigue aterrizarla en el planeta Tierra. Es quien intenta comprenderla y cómo desarrollarla sin cuestionar los principios básicos de esta. El Realista es quien pone los cimientos de la locura del Soñador.

Por último aparece el Crítico. Su labor es la que mejor desarrolla la mayoría de la gente, la de torpedear la línea de flotación de la idea tratando de hundirla (pero recuerda que la crítica te hace más fuerte a ti y a tus ideas). Él es el encargado de buscar fallos, debilidades, peros, contra argumentar, llevar la idea al límite y, si no lo consigue, será capaz de crear algo no solamente factible sino que debe ser investigado y trabajado porque posiblemente el resultado final será un producto novedoso e innovador.

Así, cada faceta de la personalidad de Walt Disney trabajaba en lugares estanco no influenciados por el resto y sacaba el máximo provecho de cada uno de ellos. Sin estorbarse, sin pisarse y sin perder grandes ideas por el camino.

Primero entraba en su habitación de pensar, y pensaba libremente, sin límites ni ataduras. Solo él y su imaginación. Después cogía esas ideas, se mudaba a la habitación del realismo e imaginaba cómo serían llevadas al mundo real. Y por último entraba en la habitación de la crítica y las atacaba con dureza.

Pocas ideas salían con vida de aquella aterradora tercera habitación, pero algunas de las que lo hicieron cambiaron para siempre la infancia de los niños de medio mundo.

 

personajes de walt disney

 

Este proceso puedes realizarlo tu mismo en la soledad o realizarlo con tu equipo. Puedes trabajar directamente con tu mente, escribiendo los argumentos en hojas diferentes para cada personalidad o eligiendo tres lugares diferentes para cada una de ellas, donde se encuentren más cómodas.

O puedes separar a la gente en grupos y que trabajen en mesas diferentes (luego recuerda volver a mezclarlos), haciendo una cadena de trabajo o dejando que cada uno haga su proceso internamente y poniéndolo después en común.

El objetivo es para todos el mismo: desarrollar el proceso creativo con el mínimo de trabas posible y remar en pos de una idea que acabe convirtiéndose en una realidad.

 

Resumen de 5 líneas:

Hay demasiada gente que piensa que la creatividad es algo innato que se tiene o no se tiene. Y eso es absolutamente falso. Todos somos creativos, en mayor o menor medida, y existen diferentes fórmulas y caminos para explotarla, como las 3 habitaciones de Disney en la que lo principal es pensar con absoluta libertad, como si fueras un niño y, después, convertirte de nuevo en adulto y hacer eso en lo que todos somos muy buenos. Criticar. Pero criticar para que la idea crezca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *